14 de octubre de 2017

Argamasilla de Alba conmemora el cincuenta aniversario de la muerte de Azorín

Este fin de semana Argamasilla de Alba se está sumergiendo en la vida y obra de José Martínez Ruiz, Azorín, pero sobre todo en la herencia que dejó en La Mancha y en la localidad a través de ‘La ruta de Don Quijote’, una obra muy importante para consolidar la tradición argamasillera como “el lugar de la Mancha”.

Los actos se han iniciado este viernes en la Casa de Medrano con la inauguración de la exposición “Azorín, periodista”, por parte del alcalde, Pedro Ángel Jiménez, y el director de la Casa-Museo de Azorín en Monóvar, José Payá, a quién Jiménez agradeció la colaboración y las facilidades de la Casa-Museo para que esta importante exposición sobre el articulista, novelista, ensayista y dramaturgo pueda verse en la localidad.

Con estos actos y “alguno más antes de final de año”, señalaba el alcalde, Argamasilla de Alba quiere contribuir a la conmemoración del cincuenta aniversario de su fallecimiento.

A la inauguración le siguió la proyección del documental “Azorín. La imagen y la palabra”, dirigido por Domingo Rodes y producido por la Diputación de Alicante, que podrá verse en las próximas fechas en el programa "Imprescindibles" de la segunda cadena de TVE.

El documental condensa en 58 minutos los 93 años vividos por Azorín. Una voz en off, que narra textos propios del autor, sirve al director para guiar al espectador por su vida y obra, apoyándose en entrevistas a personalidades de las letras como Darío Villanueva, Manuel Vicent o Mario Vargas Llosa; así como conocedores e investigadores de su obra: José Ferrándiz Lozano (director del Instituto Gil-Albert de la Diputación de Alicante) o José Payá (director de la Casa-Museo de Azorín en Monóvar), ambos presentes en el acto.

La proyección dio pie a una breve exposición y a una mesa redonda en la que participaron, los antes mencionados José Ferrándiz y José Payá, junto a Esther Bautista (catedrática de Literatura Moderna de la Universidad de Castilla-La Mancha), moderada por el concejal de Cultura, José Antonio Navarro.

Según Bautista, es a través de ‘La ruta de Don Quijote’, en el contexto de 1905, con la conmemoración del tercer centenario de la publicación de la primera parte del Quijote, cuando se afianza una ruta literaria que posteriormente se convirtió en una ruta turística, con pingües beneficios tanto económicos como sociales, pero siempre con un fundamento literario.

Cuando Azorín llegó a Argamasilla de Alba para escribir la serie de artículos para El Imparcial que después se convirtieron en el libro ‘La ruta de Don Quijote’, estaba en el momento más brillante de su periodismo, “por significado creativo”, afirmó José Ferrándiz. “En estos momentos Azorín está protagonizando una gran renovación de la crónica periodística, introduciendo elementos literarios en la crónica, no se limita a contar los hechos desde fuera, sino que está introduciendo los diálogos, la recreación de la escena y se está introduciendo él como protagonista de la crónica, haciendo sentir al lector que está dentro del escenario”, subraya Ferrándiz.

José Payá recordó las palabras de Azorín afirmando que en Argamasilla siempre fue muy bien tratado y acogido, su atracción por el carácter y la psicología de los vecinos, y afirmando que en la localidad había material no sólo para hacer los artículos que escribió, sino toda una novela.

En cuanto al autor, Payá afirmó que es apabullante, cuanto más se profundiza en él, más se abre el abanico, más posibilidades surgen en torno a su vida y a su obra.

Entre el público asistente al acto cabe destacar la presencia de la Hija Predilecta, Pilar Serrano, y varios miembros de la Corporación Municipal de Argamasilla de Alba, así como la de Mari Ángeles Quiles, concejala de la Corporación Municipal de Monóvar.