17 de julio de 2017 en Centro Cultural

Argamasilla de Alba recupera el Festival Internacional de Folklore

El folclore de Argamasilla de Alba recuperó este domingo 16 el Festival Internacional de Folklore, organizado por el Ayuntamiento con la colaboración de la Agrupación de Coros y Danzas “Mancha Verde”. La decimoséptima edición del festival se celebró en la cuna del quijote, la Casa de Medrano, con las actuaciones del Ballet Folklórico Bitola de Macedonia y la agrupación local Mancha Verde.

El alcalde, Pedro Ángel Jiménez, felicitó a Mancha Verde por los 75 años dedicados al folclore que está celebrando durante 2017, y agradeció todo lo que hacen y su implicación a lo largo de todo el año en favor de la cultura y las tradiciones locales, siendo un referente para la cultura argamasillera y castellano-manchega, “son nuestros mejores embajadores, llevando el nombre de Argamasilla de Alba, el lugar de La Mancha, allí donde van”, destacó Jiménez.

El grupo macedonio, puso sobre el escenario diferentes danzas eslavas en las que se representaba situaciones universales como son las relaciones tradicionales entre hombres y mujeres, tanto juntos como por separado, bailando así diferentes danzas en grupo y exclusivas de hombres y de mujeres.

En esta noche, “para que la actuación fuera más colorida”, indicó el presentador, Antonio Arenas, Mancha Verde lució todo el repertorio de trajes del grupo, así cada pareja sobre el escenario llevaba un traje diferente, lo que aportó mayor vistosidad a unos bailes, entre los que destacaron el famoso Baile de Tres, Las Torrás, la Jota de la Vendimia y la vertiginosa Jota del Lugar Nuevo.

El presentador, agradeció al Ayuntamiento el esfuerzo realizado para recuperar el Festival Internacional, “un viaje por las culturas de otros países sin salir de Argamasilla de Alba”, y que dejó de celebrarse con la llegada de la crisis.

Finalizado el espectáculo, el alcalde hizo entrega al grupo Bitola de unos recuerdos de la localidad, entre ellos un ejemplar de la edición facsímil del Quijote de Rivadeneyra, impreso en la Casa de Medrano en 1863, conocido como el de Argamasilla, editado por el Ayuntamiento y Ediciones Soubriet el 2016.