7 de septiembre de 2017

El consejero de Agricultura visita la Cooperativa Ntra. Sra. de Peñarroya, especialmente la sección dedicada al melón

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha mostrado su satisfacción porque el sector del melón de Castilla-La Mancha afronta el final de campaña “con precios altos y buena rentabilidad para los agricultores”. Una valoración económica positiva que ha realizado durante su visita a la Cooperativa Nuestra Señora de Peñarroya, junto a su presidente, Ramón Lara, y el alcalde de Argamasilla de Alba, Pedro Ángel Jiménez, minutos antes de la celebración de la Lonja del Melón y la Sandía.

El titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha atribuido los buenos datos económicos del sector del melón “al incremento de la demanda exterior asociado a las altas temperaturas y a la disminución de oferta en los mercados”, que ha llevado al melón de La Mancha a batir sus registros de precio en euros por kilo esta campaña en 0,62, “la cotización más alta de los últimos ocho años”, ha declarado.

En este sentido, ha considerado que “es muy importante que Castilla-La Mancha sea referente del melón porque somos la Comunidad Autónoma con mayor producción”. Con este objetivo, el Gobierno regional trabaja por la vertebración del sector, el impulso a la constitución de Entidades Asociativas Prioritarias de Interés Regional (EAPIR) o el apoyo a la Indicación Geográfica Protegida (IGP), ‘Melón de La Mancha’. “Si vamos por esa línea y apostamos por el melón de calidad, por aquel que está vinculado al origen, la IGP ‘Melón de La Mancha’, conseguiremos que el melón tenga cada vez mejor precio”, ha indicado el consejero.

Martínez arroyo ha recordado que, en este último año, se ha constituido la Interprofesional Regional del Melón de La Mancha, gracias también al impulso del Gobierno regional, con el compromiso de “contribuir a mejorar las relaciones y la rentabilidad de todos los eslabones de la cadena”.

Un cultivo social que necesita agua

El cultivo del melón y la sandía, tal y como ha recalcado el consejero, es muy importante en La Mancha –alcanza unas 10.000 hectáreas- fundamentalmente en Argamasilla de Alba, Tomelloso, Manzanares, Socuéllamos y Alcázar de San Juan. En palabras de Martínez Arroyo, “un cultivo del que dependen cerca de 2.000 familias, que genera renta y crea empleo, gracias a la presencia de agua”.

En esta materia, ha hecho hincapié en que “es un muy buen ejemplo y pone de manifiesto la relevancia del agua para el futuro de la agricultura en Castilla-La Mancha”. El consejero se ha mostrado dispuesto a “pelear por el agua y más en la cuenca alta del río Guadiana” y lo vamos a hacer desde el Gobierno regional “de la mano del sector agrario que sabe que el futuro de su tierra pasa por el acceso al agua", ha advertido.


Nuestra Señora de Peñarroya

La Sección de comercialización de melón de la Cooperativa se creó en el año 1992, con el esfuerzo de algunos productores de melón de Argamasilla de Alba. Todos los productos producidos para la Sociedad se sitúan en los municipios de Argamasilla de Alba, Tomelloso, Manzanares, Socuéllamos y Alcázar de San Juan.

Desde su constitución, la Cooperativa sigue un ininterrumpido proceso de crecimiento, tanto en el número de socios productores como en la cosecha recibida y, en consecuencia, de las naves para almacenamiento y de los envases destinados a almacenamiento y conservación del fruto recolectado.

A esta sección pertenecen 40 horticultores, que reúnen 170 hectáreas de melón y 40 hectáreas de sandía, con un potencial productivo que se sitúa sobre las 7.500 Tm. de melón y las 2.500 Tm. de sandía.