5 de noviembre de 2017 en Centro Cultural

Vicente Amat presenta ‘Días de caza, campo y fogones’

Cuando han pasado escasas semanas de la celebración de la II Feria del Libro de Argamasilla de Alba, la actividad literaria continúa en la localidad, en esta ocasión de la mano de Vicente Amat, con la presentación, el pasado sábado 4, de ‘Días de caza, campo y fogones’, a cargo del propio autor, que estuvo acompañado del concejal de Cultura, José Antonio Navarro, y el presidente de la Sociedad de Cazadores de la localidad, José Cruz Ordoñez.

Este segundo libro del autor argamasillero, primero como editor, forma parte de una futura trilogía iniciada el pasado año con ‘Apuntes de caza’, y como en éste, el lector se encontrará en ‘Días de caza, campo y fogones’ con importantes colaboraciones de expertos cinegéticos y las ilustraciones a lápiz de Luis Lorenzo Sánchez, subrayaba Navarro.

Entre las colaboraciones con las que en esta ocasión ha querido acompañarse Amat se encuentran: Luis Díaz del Corral y Marcelino Martos, Javier López de Ceballos, Antonio Pérez y Adolfo Sanz, estos tres últimos ya participaron en su primer libro, junto a su gran amigo, Eduardo Aranzadi, fallecido el pasado año y al que Amat dedicó unas emotivas palabras en la presentación y en el libro, cerrando su intervención con la descripción que sobre los galianos hizo Víctor de la Serna.

Desgranando el título de la obra, Ordoñez, en las funciones de presentador, apuntaba que los días de campo son los que verdaderamente cuentan para el autor, y estos inevitablemente se entremezclan con los de la caza y los “apetitosos platos” en los que el principal ingrediente es “la no justamente valorada” carne de caza. 

En el libro se desmenuzan, desde la visión de un amante de la naturaleza y la caza, “casi desde una observación científica”, los diferentes meses y estaciones del año. Un libro que permitirá al lector prácticamente escuchar las palomas, el bramido del ciervo en la berrea, aspirar el membrillo en su maduración, profundizar en multitud de especies así como las diferentes épocas en las que éstas se encelan, afirmó el presidente de los cazadores argamasilleros, “un auténtico tratado para todos aquellos amantes de la naturaleza, más allá de su predilección o no por la caza”.

Los fogones tienen un importante apartado en esta obra, un sinfín de buenos platos con la carne de caza como principal ingrediente, acompañada de frutos propios de cada estación y que, como este libro, son cocinados con buen gusto, esmero y delicadeza, apuntó Ordoñez. “Estamos ante un libro que destila franqueza, destila realidad, vivencias, experiencias y reflexiones”, finalizó diciendo.