16 de octubre de 2017

Argamasilla de Alba acoge una jornada sobre la titularidad compartida

Dentro de los actos conmemorativos del Día de las Mujeres Rurales, celebrado el pasado domingo 15, este lunes la Casa de Medrano de Argamasilla de Alba ha acogido la jornada: “Hablemos de derechos: La titularidad compartida y el trabajo de las mujeres en las explotaciones agrarias”, organizada por la Confederación de Mujeres del Mundo Rural (CERES), y la asistencia de las directoras provinciales de Agricultura y del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Mª Prado Amores y Carmen Pimienta, respectivamente, y el alcalde de la localidad, Pedro Ángel Jiménez.

Con esta jornada se busca sensibilizar y dar a conocer la problemática que muchas mujeres siguen teniendo en el entorno rural, “no podemos prescindir del 50 % de la inteligencia y del trabajo en los entornos rurales, sobre todo para mantener y fijar la población, algo de lo que estamos muy preocupados en los pueblos”, destacaba el alcalde.

A través de la figura de la titularidad compartida, se quiere visibilizar a muchas mujeres que llevan años trabajando en el campo con sus maridos y no están en “situación legal” y ventajosa para ellas, “por decirlo de alguna manera, están sin papeles”, indicó Mª Prado Amores.

En los dos últimos años se ha hecho un avance importante en la titularidad compartida, pasando, en la región, de unas 50 en el año 2015 a más de 190 en 2017, subrayó la directora provincial, lo que supone para las mujeres mejoras a nivel de seguridad social, hacienda o subvenciones, por lo que las animó a solicitar la titularidad compartida.

La directora del Instituto de la Mujer, comenzó recordando el lema del instituto para este año: “Juntas somos más”, un lema que llama a la mujer a unirse en busca de un fin común. En esta línea, indicaba Pimienta, la jornada tenía como principal finalidad “empoderar a la mujer en el medio rural”, su presencia en el entorno rural ayuda al asentamiento de la población, a que ésta crezca y a la diversificación de la economía, y por lo tanto a su enriquecimiento.

También destacó, como de justicia social, “la inclusión en las agendas políticas de todo lo tenga que  ver con la perspectiva de género”. En esta línea, destacó la iniciativa del presidente regional, Emiliano García-Page, de introducir el Instituto de la Mujer en el Consejo de Gobierno, consiguiendo con ello que el principio de transversalidad se pueda empezar a cumplir y todo lo que salga de éste tenga esa perspectiva, consiguiendo con ello que progresivamente se alcance la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, apuntó la directora del Instituto de la Mujer.

Por su parte, Mª Belén Ramiro, técnica de CERES a nivel nacional, destacaba como una segunda intencionalidad de esta jornada, la de invocar a las mujeres al inconformismo y al espíritu reivindicativo, buscando fortalecer una organización que trabaje en buscar vías para seguir avanzando en la aplicación de la titularidad compartida.

La jornada la han completado las ponencias de Carmen Vallejo, portavoz de la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Cooperativas Agro-Alimentarias de Castilla-La Mancha, poniendo de manifiesto la importancia de la mujer en el medio rural, y Carmen Morallon, abogada y consultora especializada en el ámbito rural, exponiendo el tema: “Derechos de las mujeres en el medio rural, dificultades, experiencias y estrategias”.

La mañana se cerró con una mesa redonda y debate donde se pusieron sobre el tablero todos los temas tratados así como su aplicación a casos concretos de algunas de las presentes en la jornada. 

Después del almuerzo de hermanamiento, le siguió el traslado para visitar al empresa Peñarrubia del Alto Guadina, S.L., una explotación de plantas aromáticas, pimentón, olivar y viñedos ecológicos en Ossa de Montiel (Albacete) gestionada por Francisca Muñoz, al que siguió un taller donde se han analizado los derechos económicos, sociales y laborales dela mujeres en el medio rural.

La jornada ha contado con la asistencia de mujeres de diferentes localidades, aunque principalmente de Argamasilla de Alba, y la presidenta regional de CERES, Noelia Serrano.