27 de abril de 2015 en Biblioteca

Rosa Navarro: “Soy una filóloga de alto riesgo”

La filóloga Rosa Navarro Durán, catedrática de literatura española en la Universidad de Barcelona, participó en un encuentro el pasado viernes 24 en la Casa de Medrano de Argamasilla de Alba con alumnos de cuarto de primaria y cuarto de ESO del IES “Vicente Cano” de la localidad.

Durante la presentación el alcalde, Pedro Ángel Jimenez, destacó la cercanía de una persona “tan importante” en la filología española y animó a los jóvenes a participar con sus preguntas y dudas en la charla, porque es “todo un lujo poder contar con ella hoy aquí”, afirmó.

Conocida por sus adaptaciones de grandes clásicos a distintas edades, como el Quijote o ‘El Lazarillo de Tormes’, cuyo autor dejó de ser “anónimo”, tras las investigaciones y la incursión de Rosa Navarro en la obra, para ser de Alfonso de Valdés.

“La filóloga de alto riesgo”, como ella misma se califica, sabe muy bien cómo ganarse al público, independientemente de la edad de éste, su facilidad de palabra y agilidad para trenzar los temas es más que asombrosa, pasando rápidamente del Lazarillo a un punki inspector de gas que aterriza en su casa.

Con un lenguaje claro, como el de las personas que verdaderamente quieren hacerse entender, consiguió atrapar al joven público, a los que recomendó leer mucho, y leer a los clásicos a través de las adaptaciones a su edad “porque si una persona no lee, no puede escribir (…) si un escritor no lee, sólo puede escribir tonterías”.

Navarro, que afirmó refugiarse en los clásicos, propuso que los políticos en vez de jurar o prometer su cargo sobre la constitución lo hicieran sobre el Quijote, y para ello sugirió dos pasajes de la obra, en la que Sancho acuña el término Baciyelmo ante la discusión de si era bacía o yelmo, y otra cuando Sancho renuncia a su cargo como gobernador diciendo: “sin blanca entré en este gobierno y sin ella salgo”.