16 de octubre de 2016 en Centro Cultural

Carolina Molina: “Cervantes es un escritor engullido por Alonso Quijano”

La periodista y novelista Carolina Molina, directora de las Jornadas Madrileñas de Novela Histórica, vicepresidenta de la Asociación Jornadas de Novela Histórica de Granada y coordinadora de la obra “Cervantes tiene quién le escriba”, ha tenido un encuentro con sus lectores y amantes de la obra de Cervantes, este sábado en la Casa de Medrano de Argamasilla de Alba, una acto auspiciado por el Grupo Literario Aldaba en colaboración con la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la localidad.

Carolina Molina, autora de ‘Sueños del Albayzin’ (Rocaeditorial, Barcelona, 2006), ‘Guardianes de la Alhambra’ (Rocaeditorial, Barcelona, 2010), ‘El falsificador de la alcazaba’ (Editorial Nazarí, Granada, 2014) o ‘Madrid, entre dos murallas’ (Ediciones Áltera, Madrid, 2016), entre otras; recientemente se ha puesto al frente, coordinando y participando junto a Ana Morilla, de la obra ‘Cervantes tiene quien le escriba’ (Editorial Traspiés, Granada, 2016), una recopilación de veinte relatos que permite acercarse al autor del Quijote en el IV Centenario de su fallecimiento, desde los veinte puntos de vista que ofrecen sendos escritores de toda España; un trabajo que, además de “humanizar a Cervantes” como hombre, novelista y genio, es una forma de “catar” a diferentes escritores, y posteriormente profundizar en su obra, señalaba la escritora.

Todos los autores participantes en la obra “han tenido como referencia a Cervantes”, indicaba Molina, y se preguntó “¿Nosotros como escritores seríamos iguales, si Cervantes no hubiese existido, si el Quijote no hubiese existido? Posiblemente seríamos escritores, pero seriamos otros escritores”.

“Cervantes sigue siendo un gran desconocido para los españoles”, mantenemos una imagen mítica y equivocada de su persona, por ejemplo muchos lectores se asombran al conocer que Cervantes no era manco, sino que tenía la mano atrofiada, o que la imagen llegada hasta nuestros días de Cervantes fue pintada muchos años después de su fallecimiento, por lo que en realidad, “no conocemos la cara de Cervantes”. Tópicos, según Molina, llegados hasta nuestros días que ponen de manifiesto lo poco que conocemos de él.

Igualmente, la imagen que tenemos de Cervantes es de un hombre que “tuvo mala suerte” en la vida, pero visto desde nuestros días, subrayaba Molina, “Cervantes tuvo la misma mala suerte que cualquiera de su época”. 

“Cervantes es un escritor engullido por Alonso Quijano”, de tal manera que muchas veces al hablar del autor, involuntariamente, nombramos al personaje.

Organizar un acto como éste supone un aporte extra de atención y trabajo, indicaba el concejal de Cultura, José Antonio Navarro, “que nos permite dar riqueza a la vida literaria de nuestra localidad, y el objetivo es mantener todos estos aportes en las próximas programaciones anuales”.

Por otro lado, Navarro invitó a todos los asistentes y vecinos a participar en los diferentes actos culturales relacionados con la literatura y los libros que se celebrarán en la localidad entre el 26 al 30 de octubre, dentro de los cuales se nombrará Bachiller de Honor de la Argamasilla a Darío Villanueva, director de la Real Academia Española; tendrán lugar las jornadas Encuentro con Cervantes y la Feria del Libro, así como el descubrimiento, por parte del director de la RAE de la placa con el nuevo nombre de la Biblioteca Municipal, que pasa a llamarse “Cervantes”, recuperando así su antiguo nombre.

Previamente al encuentro, presentado por Jesus Díaz y María José Díaz, del Grupo Literario Aldaba, Carolina Molina fue invitada a firmar en el libro de visitas de la Casa de Medrano, en el mismo lugar donde Cervantes gestó la inmortal obra.