8 de junio de 2015 en Centro Cultural | Teatro Auditorio

Clausuradas con éxito las primeras Jornadas Nacionales de Folklore

El folklore nacional se ha dado cita durante los días 5, 6 y 7 en la localidad manchega de Argamasilla de Alba (Ciudad Real) dentro de las Jornadas Nacionales de Folklore, que con toda intencionalidad por parte de la Agrupación de Coros y Danzas “Mancha Verde”, organizador de este encuentro, junto a la Federación Española de Agrupaciones de Folklore (FEAF) y  la Federación Castellano-Manchega de Asociaciones de Folklore (FEDEFOLKCM), se han hecho coincidir con la celebración del cuarto centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote y la representación popular del Quijote en la Calle, que en 2015 ha alcanzado su decimosexta edición.

El trabajo de los representantes de los más de cuarenta grupos inscritos comenzó el sábado 6 por la mañana, tras la inauguración oficial por parte del alcalde, Pedro Ángel Jiménez; del presidente de la Federación Española de Agrupaciones de Folklore (FEAF), Pedro Miguel Asuar; del presidente de la Federación Castellano-Manchega de Asociaciones de Folklore (FEDEFOLKCM), Jesús Francisco Moreno, y del presidente de la Agrupación de Coros y Danzas “Mancha Verde”, Pablo Martín; aunque el programa de actos se abrió el viernes 5 con la inauguración en el Pósito de la Tercia de la exposición de indumentaria tradicional en la que pueden verse, hasta el 28 de junio, 190 trajes de 95 parejas de otros tantos grupos de toda España.

La primera de las denominadas “comunicaciones”, que así las ha llamado la organización a las ponencias y charlas informativas, fue “Comunicación sobre los primeros pasos hacia una metodología de Danza Tradicional”, en la que un grupo de expertos está intentando elaborar un vocabulario común, a parte del local o comarcal, para todos los grupos folclóricos, es decir, que un mismo paso o pieza se llame igual en todo el territorio nacional.

En la siguiente ponencia, el sábado por la tarde, a cargo de María Pía Timón, coordinadora del Plan Nacional de Salvaguarda de Patrimonio Cultural Inmaterial del Instituto del Patrimonio Cultural de España, sobre “Metodología y criterios en el inventario del patrimonio cultural inmaterial”, resultó muy inspiradora para los asistentes que trabajan, a través de las federaciones regionales y nacionales, para conseguir que el folclore sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Le siguió el taller práctico de María Asuar Abelló y Oscar Navas Aranda sobre Planteamiento del Mapa Conceptual de la Danza Tradicional.

Una de las charlas más esperadas tuvo lugar el domingo por la mañana, y fue la ofrecida por el inspector de hacienda Jesús Saorín, sobre la nueva fiscalidad de las asociaciones según se indica en la nueva ley 27/ 2014 del 27 de noviembre, donde dice claramente que cualquier entidad, sea del tipo que sea estará en la obligación de presentar el impuesto sobre Sociedades.

Estos días de encuentro sirven a los grupos para intercambiar información y puntos de vista, lo que ha convertido los momentos de las comidas y las cenas en improvisadas mesas de trabajo.

La actividad no se limitó únicamente a las charlas, también hubo momentos de ocio con la asistencia a la decimosexta representación del Quijote en la Calle o una visita turística por la localidad con cata de vino y queso incluida.

El intenso fin de semana llegó a su fin con el acto de clausura que tuvo lugar el domingo en el Teatro-Auditorio Municipal con el espectáculo Seguidilla. Dicho acto, fue presentado, al igual que el inaugural, por José Manuel Fernández, un reputado folclorista conocido por “Perragorda”.

En dicho acto, Jesús Francisco Moreno, abrió su intervención con el poema ‘La Mancha es mi canción’ del autor local Vicente Cano, y deseó que estas jornadas sean “un punto y aparte” para el folclore  nacional, como ha sido este año para la Federación Regional consiguiendo la apertura de expediente para que la Seguidilla Manchega sea declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Además de dar el primer paso de un camino a seguir en el que se propicie el diálogo entre las comunidades y grupos, “para así reforzar el respeto por la diversidad, fomentando el intercambio cultural entre nuestros pueblos. Con orgullo seguiremos diciendo que el folclore, mejor que ninguna otra manifestación cultural, une a los pueblos”, afirmó el presidente de FEDEFOLKCM.

Para Pedro Miguel Azuaga, presidente de FEAF, estas jornadas son “el pistoletazo de salida de unas de las acciones que pretendemos desarrollar dentro de nuestro proyecto global de música y danza tradicional (…) Este es un proyecto en el que pretendemos unir esfuerzos para la salvaguarda del patrimonio inmaterial de los pueblos de España”. Aunque está dirigido y gestionado por  FEAF, según afirmó su presidente, “está abierto a todos”. Además agradeció la presencia de Rafael Romero, presidente de la Federación de Asociaciones de Coros y Danzas de España (FACYDE), por lo que se dieron cita las dos federaciones nacionales, estando así representado en este acto todo el folklore de España.

Pablo Martín, presidente de Mancha Verde, en primer lugar agradeció la colaboración del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba en la organización de estas jornadas, y sobre todo por el apoyo que les brinda durante todo el año. Igualmente, agradeció a las federaciones que se eligiese Argamasilla para celebrar estas primeras jornadas y a los participantes en la clausura, llegados de distintos lugares de toda la región, su presencia en el acto.

El grupo de FEDEFOLKCM, formado por parejas y músicos de distintos grupos de la región, fue el encargado de clausurar el acto y las jornadas con los bailes: Jota Rabiosa de Tomelloso, Seguidillas de Mebrilla, Seguidillas Manchegas de Albacete, Seguidillas Manchegas de Tomelloso, Jota de Ballesteros de Calatrava, cerrando con el cante popular ‘Decían que tenían’.

Han colaborado en estas jornadas el Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, el Instituto del Patrimonio Cultural de España, la Diputación Provincial de Ciudad Real, la JCCM y la Federación de asociaciones de Coros y Danzas de España (FACYDE).