28 de octubre de 2016 en Centro Cultural

Jesús Munárriz, Concha Cuetos y Manuel Galiana dan vida a ‘Los trabajos de Persiles y Sigismunda’ en el lugar de La Mancha

“Que Cervantes era un adelantado a su tiempo y cada texto suyo contiene grandes verdades entre líneas” fue algo en lo que estuvieron completamente de acuerdo tanto los actores Manuel Galiana y Concha Cuetos como el poeta y editor Jesús Munárriz, quienes ayer se dieron cita en Argamasilla de Alba dentro de los ‘Encuentros con Cervantes’, organizados por la Diputación provincial de Ciudad Real, en un acto en torno a la presentación de la nueva edición del Persiles que Hiperión ha publicado este año con motivo del IV Centenario de la Muerte de Cervantes.

Jesús Munárriz, quien desgranó algunas de las claves de esta obra póstuma de Cervantes, “quizá una de las menos conocidas, y sin embargo considerada como la mejor de las de entretenimiento por su autor”, aprovechó la ocasión para recomendar su lectura al tratarse de “un libro ameno, divertido y muy interesante”, dijo, mientras que los reconocidos actores fueron los encargados de realizar una intensa y apasionada lectura dramatizada de algunos pasajes seleccionados para la ocasión.

Para ambos actores, que reconocieron no haber leído el Persiles hasta este momento,  “Cervantes siempre es una sorpresa” y sus textos “un compendio de sabiduría sobre el ser humano”, señaló Galiana. Además, reivindicaron la absoluta vigencia del insigne escritor y la modernidad de su lenguaje y su pensamiento.

En este sentido, Galiana, que actualmente está montando uno de los entremeses de Cervantes, ‘El juez de los divorcios’, destacó cómo, en ese texto en concreto, su autor habla del matrimonio como un contrato que debe ser revisable cada 3 años, preguntándose si hoy existe algo más moderno, mientras Munárriz no quiso pasar por alto uno de los pasajes del Persiles donde Cervantes ya habla de cómo debe ser un buen gobierno. Asimismo, algunos de los textos escogidos también reflejaban una crítica “a las deshonestas y bárbaras costumbres” de algunos hombres hacia las mujeres, ensalzando la integridad y fortaleza de las mismas.

Sobre el Persiles.

Munárriz destacó que el Persiles “es una suma de aventuras, de historias diversas con misteriosos personajes”, y ante todo, “un libro de viajes que arranca en el norte de Europa y acaba en Roma, pasando por Holanda, Inglaterra, Portugal, para luego atravesar toda España, subiendo por la costa mediterránea hacia Francia, hasta llegar al norte y bajar por Italia”.

Según apuntó el editor fue hace diez años, cuando tras traducir y publicar el libro de Michael Nerlich ‘El Persiles descodificado’ o la “Divina comedia” de Cervantes, se metió de lleno en el tema cervantino y pensó en la posibilidad de reeditarlo al cumplirse su cuarto centenario, “porque además fue un libro que Cervantes dejó listo justo en el momento de morir”.