13 de julio de 2016

La Escuela de Verano se inició con 160 niños y niñas

El 4 de julio dio comienzo la Escuela de Verano 2016 de Argamasilla de Alba, con la participación de 160 niños y niñas, divididos entre los servicios de Pequeteca, de 3 a 5 años, y Ludoteca, de 6 a 12 años. Igualmente se inició la actividad en la Sala de Ocio de la piscina, que regresa tras el éxito del pasado año.

El servicio de Pequeteca de Verano se creó por el Ayuntamiento para favorecer las actividades habituales de los familiares durante el periodo de vacaciones escolares, sobre todo pensando en los padres y madres trabajadoras. Para ello, con un amplio horario, de 9.30 a 14.00 h., y en unas instalaciones adaptadas a estas edades, como las del CEIP Azorín, se  ha creado un espacio de ocio y tiempo libre para la infancia, donde pueden disfrutar y aprender jugando con talleres de expresión corporal, inglés, manualidades, cuentacuentos o diferentes juegos de recreo.

Mientras que la Ludoteca tiene centralizadas sus actividades en el Centro Infanto-Juvenil en horario de 10.00 a 14.00 h., un servicio muy demandado, incluso más que el de Pequeteca, como pone de manifiesto que todas las plazas se cubrieran el primer día de inscripción.

Aunque inicialmente, la Ludoteca, estaba estructurada en dos grupos: “Magos y Brujas” y “Duendes y Hadas”, debido al gran número de inscripciones y para dar cabida a la mayoría de ellas, se dividió en dos turnos por edades. Independientemente al grupo que pertenezcan los chicos y chicas pueden, entre otras actividades, realizar talleres de manualidades, informática, ciencia divertida, prensa y publicidad, cocina, juegos populares, juegos predeportivos o medio ambiente activo; pero sobre todo, ir a la piscina municipal, siendo esta la que más les gusta.

Para ofertar ambos servicios la concejalía de Juventud cuenta con monitores cualificados que cuidan y asesoran en todo momento a los usuarios.

Sala de ocio de la Piscina Municipal

Por otro lado, con la apertura de la Piscina Municipal, el 1 de julio se puso en funcionamiento la sala de ocio de esta instalación, dirigida a chicos y chicas menores de 18 años como alternativa y complemento al baño y “donde pueden disfrutar de un ocio saludable, relacionarse y desarrollarse personal y socialmente”. Para ello, el espacio cuenta con dos futbolines, juegos de mesa, cartas, dibujos, cuentos, un campo de fútbol con dos miniporterías, además de un campo de voleibol y bádminton. Además, durante el verano se desarrollarán diferentes campeonatos según la demanda de los usuarios.

La sala de ocio está abierta de lunes a domingo en horario de 15:45 a 19:45 horas, y para su utilización es necesario tener carnet de socio, que se adquiere cumplimentando una hoja de inscripción autorizada por el padre o la madre, solicitud que se puede pedir en el mismo lugar a los monitores.

Silvia Carrasco, coordinadora del Centro Infanto-Juvenil, destacaba el esfuerzo realizado desde las concejalías de Servicios Sociales y Juventud para mantener estos servicios y adaptar las diferentes instalaciones a las necesidades de los niños, niñas y familiares, “que siguen apostando por una educación donde el juego es el principal motor de desarrollo íntegro de los pequeños y jóvenes de la casa”.

Estos servicios este año están cofinanciados al 80% mediante el Programa Operativo Regional del Fondo Social Europeo 2014-2020.