22 de noviembre de 2014

Una semana dedicada a los derechos de los niños y niñas del mundo

Este viernes 21 de noviembre, la Pequeteca Municipal de Argamasilla de Alba, después de una semana temática en la que han trabajado los principales derechos de todos los niños y las niñas del Mundo, ha llegado a su fin con la participación, un año más, en la iniciativa de Save The Children, “Kilómetros de solidaridad” con los derechos de los niños y niñas del Sahel.

Con motivo del Día de los Derechos de la Infancia, el 20 de noviembre, entre el lunes 17 y el jueves 20 de noviembre los niños y niñas de la Pequeteca trabajaron diez de los derechos más importantes del niño a través de la realización de murales sobre cada uno de ellos, apoyados en la visualización de diferentes vídeos para así comprender y concienciarse mejor de sus derechos, que no son otros que: derecho a un nombre y una nacionalidad, derecho al juego, derecho a la educación, derecho a tener una familia, derecho a una vivienda, derecho a tener asistencia médica, derecho al amor, derecho a la protección y derecho a la alimentación.

Según indican desde la Ludoteca, al participar ellos en la creación de los murales, “asemejan mejor cada derecho y son conscientes de lo afortunados que son al tener una familia, poder jugar en la Pequeteca o ir al colegio, además de pasar un rato divertido y entretenido haciendo manualidades”.

La semana temática se ha cerrado en el gimnasio del CEI Alba con la celebración de la XI edición de “Kilómetros de solidaridad”, una carrera que persigue recaudar fondos destinados a los más pequeños del Sahel en Mali, uno de los países más afectados por el hambre, donde 5 millones de niños sufren desnutrición en este momento.

La actividad consiste en la aportación de un euro por niño o niña más acompañante y la participación en diferentes juegos y carreras con globos, pelotas o caramelos; en los cuales, compitieron junto a sus padres, madres, familiares y amigos, fomentando valores como el compañerismo, la cooperación o la solidaridad.

La actividad contó con 35 niños y niñas, a los que se sumaron diversas madres y padres, alcanzando los 50 participantes, lo que supuso un gran éxito.

No faltó a esta última cita la concejala de Juventud, Elia Rubio, para hacer entrega de los diplomas a los pequeños solidarios. Tras felicitar a las profesionales de la Ludoteca por fomentar valores tan importantes como la solidaridad entre los más pequeños, la concejala, destacó la importancia de “empezar desde la infancia, si las raíces son fuertes antes o después dará sus frutos”.

Finalizada la actividad, todos juntos hicieron el recuento de la hucha solidaria, siendo la cifra total de 95 euros.

Las profesionales hicieron un balance muy positivo de toda la semana y principalmente de esta tarde en la que “se logró el objetivo común, que niños y niñas unidos se esfuercen por ayudar a otros, así como hacerles reflexionar y concienciarlos de que en muchos lugares del mundo, hay otras personas que necesitan de nuestra ayuda”.