18 de julio de 2017 en Renacer

Alta satisfacción entre los participantes y organizadores del IV Campus Formativo Mixto Renacer Argamasilla F.S.

El IV Campus Formativo Mixto Renacer Argamasilla F.S. finalizó el lunes 17 de julio con la entrega de diplomas a los 28 participantes, en una edición que contó con un intenso, variado y original programa de actividades y charlas en el que no hubo momento para el aburrimiento ni la desidia.

El alcalde, Pedro Ángel Jiménez, y el concejal de Deportes, José Antonio Navarro, quisieron acompañar en su último día de campus a los participantes, y conocer in situ, el grado de satisfacción, no solo de los “protagonistas” sino también de los organizadores, pudiendo comprobar el alto nivel de satisfacción de ambas partes.

Angel Valverde, entrenador del Renacer, uno de los seis monitores con los que ha contado el campus, destacaba: “Nuestra inquietud era tener un campus lo más completo posible y no ser una ludoteca más”, para ello organizaron un completo programa con charlas de estrategia, técnica, táctica y taller de primeros auxilios, además aprendieron a utilizar un desfibrilador, practicado inglés y asistido a la piscina, y todo esto sin olvidar que este es un campus de fútbol sala.

La formación se completó con la visita de jugadores de primer nivel que han vestido la camiseta de la selección española, una actividad que permitió a los chicos conocer y trabajar con primeras figuras de este deporte. También pasaron por el campus un árbitro de segunda división de fútbol y un entrenador de primera división de fútbol sala, que les explicó cómo afrontar el salto desde las escuelas deportivas al deporte de alto rendimiento, una ponencia que estuvo dirigida tanto a niños como a padres y madres; además una charla de motivación, no solo encaminada al fútbol sala sino en el día a día, como puede ser a  la hora de hacer las tareas escolares.

En relación a las novedades de este año, Valverde indicaba que en las ediciones anteriores los participantes recibían unas charlas sobre nutrición, arduas y tediosas para unos niños y niñas que solo querían jugar al fútbol, esto chocaba con la intención de hacer del campus una propuesta amena donde los inscritos disfrutasen con este deporte, y considerando que los hábitos de comida son muy importantes para los deportistas, decidieron “darle una vuelta” y convertir las charlas y teoría en una clase práctica, para ello, se incluyó la posibilidad de inscribirse en el campus con comida o sin ella, “así los chicos podían ver como come un deportista”, una opción iniciada con 15 inscritos y a los pocos días ya se habían sumado todos los participantes.

Valverde también quiso destacar y agradecer al club la confianza depositada en él, y al Ayuntamiento su colaboración e implicación en el campus, “sin todo lo que nos aporta (el Ayuntamiento) sería muy difícil llevar a cabo un campus como éste”.