4 de agosto de 2016

Diecisiete establecimientos participarán en la feria del stockaje de Argamasilla de Alba

Este sábado 6 de agosto la Glorieta de Argamasilla de Alba acogerá la Feria del Stock “Las Ventas del Alba”, una oportunidad única “para conseguir productos de calidad a buenos precios”, como ha informado este jueves en rueda de prensa la concejala de Promoción Económica, Alba Hilario, acompañada de la presidenta de la Asociación de Empresarios de la Comarca de Tomelloso (AECT), Esther Belló, y en representación de los establecimientos participantes, Antonio Marín.

De 10.30 a 23.00 horas diecisiete comercios de Argamasilla de Alba sacan su stockaje a la céntrica plaza de la localidad, una edición en la que además de poder adquirir productos a bajos precios, los clientes podrán optar, mediante sorteo, a 19 vales de 20 euros a gastar entre los comercios participantes.

Como indicaba la concejala, este día los comerciantes hacen un esfuerzo “desmontando sus establecimientos” para sacar los productos a la calle y ponerlos a disposición de los clientes a unos “precios asequibles”. Además pidió, “como está haciendo el Área de Promoción Económica del Ayuntamiento”, el apoyo de todos para evitar que desaparezca el pequeño comercio y el empleo que genera: “Las grandes superficies están muy bien, pero al final el pequeño comercio es lo que da de comer a un pueblo”, afirmó Hilario.

Igualmente, la presidenta de la AECT invitó a los vecinos de la localidad y de la comarca a participar y colaborar en esta feria del stockaje, ayudando con ello a los establecimientos a remontar “un poquito” la difícil situación, que en general, está atravesando el comercio, mientras “llega de verdad, el resurgir del tejido socioeconómico de la comarca”, para lo que puso a disposición de todos los empresarios la asociación que dirige.

Por su parte, el representante de los comerciantes indicaba que con estas propuestas el comercio local consigue “sacar” productos que durante la temporada no ha sido posible, recuperando así parte de la inversión realizada y renovando unas estanterías que, cada vez más rápido, se quedan obsoletas.