14 de septiembre de 2016

El proyecto ‘Garantía +55 años’ facilitará a 14 beneficiarios del subsidio de 426 euros tener una remuneración complementaria

El proyecto presentado por la Unidad de Empleo y Promoción Económica del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba para desempleados mayores de 55 años, del que se beneficiarán 14 personas mayores de 55 años y un técnico durante 6 meses, será subvencionado con 57.000 euros por parte de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, dentro del programa Garantía +55 y en el marco del Plan Extraordinario por el Empleo en Castilla-La Mancha. 

En la presentación del proyecto, a cargo de Manuel Romero, director de la Oficina de Empleo de Tomelloso, el alcalde, Pedro Ángel Jiménez, afirmó que desde el Ayuntamiento se está trabajando para conseguir todos los proyectos que ayuden a paliar la mala situación económica “por la que están atravesando nuestros vecinos”. El fruto de este trabajo, indicaba, se está viendo reflejado en las cifras de desempleo actualmente en torno al 17 %, “que aun siendo muy altas” están muy por debajo de las alcanzadas en años anteriores, y ello “gracias al importante esfuerzo en empleo” que está haciendo la Junta.

A través de este proyecto los seleccionados podrán recibir hasta 500 euros al mes, dependiendo de la base de cotización, que se tenía antes de quedarse en situación de desempleo o del último “paro” cobrado, una cuantía complementaria al subsidio de los 426 euros.

El beneficiario de estas “colaboraciones sociales”, que así se denominan, estará dado de alta solo en la seguridad social por si ocurriese algún percance, pero no como trabajador, por lo tanto seguirá cotizando la base mínima, “no es un trabajo, son colaboraciones sociales”, subrayaba Romero.

En las próximas semanas se abrirá el plazo para que los interesados en participar en este proyecto de colaboración social puedan inscribirse. Una vez finalizado el mismo, y atendiendo a unos parámetros, se seleccionarán los 14 beneficiarios, que se dedicarán a colaborar con los demás, ya sea a través del banco de alimentos (1), como conductor (2), realizando pequeñas reparaciones de albañilería, electricidad, fontanería, etc. (5), como monitores de tiempo libre o educadores (4) o dedicados a la conservación medioambiental (2).

Según la información aportada por la consejería, los proyectos Garantía +55 años son intervenciones locales o comarcales, de utilidad social y de carácter temporal, que redundan en beneficio de la comunidad a través de la mejora de las condiciones sociales, económicas, culturales, educativas, ambientales o patrimoniales, desarrolladas por colaboración.

Es decir, la participación en un programa de colaboración social no implica, ni supone en ningún caso, la existencia de relación laboral entre la entidad y la persona desempleada perceptora del subsidio para mayores de 55 años. Se trata de una puesta a disposición, a través de la adscripción voluntaria a un programa de colaboración social y, por tanto, no está regulada por el Estatuto de los trabajadores.

Con este programa, según se indica desde la JCCM, se hace posible que las Administraciones Públicas y las entidades sin ánimo de lucro, puedan disponer de forma temporal de personas desempleadas inscritas en  las oficinas de empleo, perceptoras del subsidio para mayores de 55 años, para la puesta en marcha de proyectos de utilidad social, desarrollo local o comunitario.