8 de marzo de 2017

Empoderamiento femenino para una sociedad más igualitaria

La Confederación de Asociaciones de Mujeres del Medio Rural CERES ha impartido, este miércoles en el Restaurante “La Entrada” de Argamasilla de Alba, la jornada Entrenamiento para el Empoderamiento, enmarcada dentro del programa con motivo del Día Internacional de la Mujer, elaborado por el Área de la Mujer de la localidad.

El alcalde, Pedro Ángel Jiménez, acompañado de la primera teniente de alcalde que además es la presidenta regional de Ceres, Noelia Serrano, indicaba que hoy, 8 de marzo, es un día muy importante para reivindicar muchas cosas que aún quedan por hacer en favor de una igualdad real entre hombres y mujeres.

En la inauguración, el alcalde destacaba la importancia de “cambiar el chip” a muchos hombres, haciéndoles ver que “una sociedad sin contar con el 50 % de la misma no puede avanzar”.

Además, Jiménez destacó la importancia del coaching “que saca todo lo bueno que tenemos dentro” para aprovechar tanto las capacidades individuales como colectivas para conseguir los frutos deseados, y que tiene que ver, principalmente, con la recuperación de la propia dignidad de las mujeres como personas.

“Las mujeres debemos estar más unidas”, apuntaba Serrano, que como presidenta regional de CERES destacaba que el objetivo principal  de la confederación es promover iniciativas que complemente e introduzcan cambios hacia la consecución de la igualdad real y efectiva de oportunidades entre hombres y mujeres.

Estas jornadas, impartidas por la coach Eugenia Fernández, según apuntan desde CERES, van encaminadas a la animación hacia la participación activa de las mujeres, que las lleve a formar parte de órganos de decisión en instituciones y organizaciones del medio rural, trabajando en la importancia de la implicación para promover los cambios en la sociedad, buscando las habilidades de comunicación y sociales para el liderazgo y de trabajo en equipo con las asociaciones de mujeres como punto de encuentro.

Llegadas la 12.00 h., las participantes secundaron la “huelga” o paro internacional de “empleo, cuidados y consumo” para este 8 de marzo de media hora, consistente, tan solo, en dejar de hacer las tareas habituales durante estos treinta minutos.