23 de octubre de 2017

El Ayuntamiento trabaja en el control de la población de palomas y roedores

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, en su labor de vigilancia y control sobre la presencia de animales no deseables en la localidad, desde hace meses viene desarrollando una exhaustiva labor para el control de los mismos.

La falta de lluvias, y por lo tanto la falta de agua en el campo está llevando a los animales que habitualmente viven fuera del casco urbano a buscar agua en el sistema de alcantarillado y comida en el exterior, y por lo tanto son más visibles, pues es prácticamente imposible su total eliminación, al igual que sucede con las palomas para las que es más fácil, con la situación en la que se encuentran las zonas rusticas, encontrar agua y alimento dentro del casco urbano.

Señalar que hay periodos a lo largo del año más proclives para la aparición de ciertas plagas, como son los insectos con la llegada de la primavera o los roedores en general saliendo de las alcantarillas en verano y en los periodos de escasez de lluvias, como ocurre en la actualidad. En estos periodos se intensifica el trabajo de control.

Cabe recordar que, en los casos de acumulación de palomas en edificios y terrenos privados, son los propietarios de los mismos los responsables de mantener la población controlada. Igualmente, el Ayuntamiento no es responsable de aquellos animales que son fruto de las malas conductas o hábitos de algún vecino que acumula restos de alimentos para animales domésticos o arroja desperdicios en zonas privadas a la espera de ser retirados, provocando con ello un efecto llamada a estos animales y provocando involuntariamente las temidas plagas.

¿Qué hacer si detectamos una posible plaga de palomas, insectos o roedores?

En primer lugar, el vecino o vecina que descubra una posible plaga o presencia de roedores debe ponerlo en conocimiento del Consistorio, y para ello la forma más rápida y efectiva para activar las medidas que eviten su propagación es hacerlo a través de la Ventanilla Única del Registro del Ayuntamiento o del WhatsApp Ciudadano (607 530 859).

Palomas

La concejalía de Medio Ambiente está realizando un importante esfuerzo para atajar el aumento del número de palomas en la localidad, un problema que la crisis económica ha agravado, dada la abundancia de edificios abandonados o a medio construir, que suponen unos lugares idóneos para el anidamiento de las palomas.

Cuando, a través de las vías señaladas, se recibe la información sobre el incremento considerable de palomas, inmediatamente después, la concejalía de Medio Ambiente solicita al departamento de Sanidad de la Junta un informe que confirme si el número de palomas y sus residuos pueden considerarse una plaga. De confirmarse ésta, los servicios jurídicos del Ayuntamiento contactarán con los propietarios del lugar de anidamiento comunicándoles la existencia de dicha plaga y requiriéndoles una actuación rápida y efectiva para acabar con ella. Ante una posible negativa del propietario, el Ayuntamiento se reserva la posibilidad de actuar de oficio, revirtiendo los costes al propietario.

En cualquier caso, la concejalía de Medio Ambiente está actuando de oficio en aquellos lugares que considera de interés general para, si no erradicar la población de las palomas, al menos reducirlo a niveles aceptables y siempre tras el informe de sanidad.

En esta línea, en el entorno de la Glorieta, una empresa autorizada para este tipo de trabajos ha llevado a cabo capturas con jaulas-trampa durante los meses de mayo, junio, julio y agosto que han superado las 600 palomas.

Insectos y roedores

En el caso de roedores e insectos, una empresa especializada, concesionaria del servicio para la eliminación y control de los mismos, atiende inmediatamente todas las notificaciones que llegan al Ayuntamiento, contactando incluso con el ciudadano que ha indicado el avistamiento y acudiendo al lugar del mismo para proceder de la mejor manera posible: bien intensificando la presión sobre los animales indeseados, bien aconsejando a los ciudadanos o al Ayuntamiento cómo proceder, dependiendo de quién sea la responsabilidad.