9 de marzo de 2015 en Policía Local

Desde hoy la Policía Local intensificará el control sobre el uso de los sistemas de seguridad en los vehículos

La Policía Local de Argamasilla de Alba llevará a cabo la campaña de control de uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil durante la próxima semana, colaborando así con la campaña que a nivel nacional promueve la Dirección General de Tráfico (DGT). A tal efecto, entre los días 9 y 15 de marzo, el cuerpo municipal instalará en la población, aleatoriamente, diversos puntos de verificación del cumplimiento de la obligación de uso del cinturón y sistemas de retención infantil.

Según informan desde la Jefatura local, el uso del  cinturón es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial y combinado con otros sistemas como el “airbag” reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Mientras que en los más pequeños, la adecuada utilización de los sistemas de retención infantil es además de obligatoria, totalmente imprescindible para garantizar su integridad  en  accidentes.  Según estudios de la DGT está demostrado que no utilizar los cinturones de seguridad en los asientos traseros supone un gran riesgo ya que en caso de impacto frontal, la posibilidad de que un ocupante de los asientos golpee mortalmente  a otro pasajero de los asientos de delante puede ser hasta ocho veces mayor.

A pesar de los muchos riesgos que corren conductor y acompañantes al subirse a un vehículo, “vemos como circulan por nuestras calles conductores sin hacer uso del cinturón de seguridad, y lo que es más grave, con menores sin la utilización de los citados sistemas de retención infantil, sentados sobre las piernas de un adulto en el asiento delantero o incluso asomando su cabeza por la ventanilla”, indicó el Jefe de la Policía Local, José Carretón.

Estas conductas además de acarrear una infracción grave de la Ley de Tráfico, sancionada con multa de doscientos euros y la pérdida de 3 puntos del permiso de conducir, “suponen exponer a los niños a un riesgo del que a veces parece que no somos conscientes por el hecho de circular por la localidad a baja velocidad y en trayectos muy cortos”.

Caben señalar, los diversos estudios avalando que es en los trayectos cortos donde los adultos “bajan más la guardia” a pesar de estar demostrado que a 50 km/h un niño de 20 kilos, en caso de impacto, ejerce una fuerza de 32 veces su peso. Por lo tanto, en caso de impacto frontal, un niño que viaje sentado sobre el regazo de un pasajero saldrá irremediablemente proyectado hacia delante, impactando con su cabeza en la luna delantera del vehículo, produciéndose graves lesiones. Por otra parte, de nada sirve que un menor utilice una sillita que no va debidamente sujeta o si lo hace sin llevar abrochado su arnés, señalan desde la Policía Local.

USO DE CINTURÓN DE SEGURIDAD EN TURISMOS POR MENORES

1. Respecto de los asientos delanteros del vehículo:

Está prohibido circular con menores de doce años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. Excepcionalmente, cuando su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, los menores de doce años podrán utilizar como tal dispositivo el propio cinturón de seguridad para adultos de que estén dotados los asientos delanteros.

2. Respecto de los asientos traseros del vehículo:

2.1. Las personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros, deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso.

2.2. Las personas cuya estatura sea igual o superior a 135 centímetros y no supere los 150 centímetros, podrán utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso o el cinturón de seguridad para adultos.

Los niños no podrán utilizar un dispositivo de retención orientado hacia atrás instalado en un asiento del pasajero protegido con un «airbag» frontal, a menos que haya sido desactivado.