6 de abril de 2017 en Policía Local

La Policía Local de Argamasilla de Alba está llevando a cabo una campaña especial para evitar la presencia incontrolada de mascotas en la vía pública

La Policía Local de Argamasilla de Alba está llevando a cabo una campaña especial sobre la presencia incontrolada de mascotas en la vía pública, en especial perros, con el fin de evitar que sus propietarios las dejen sueltos con el consiguiente riesgo de que estos animales invadan la calzada, o bien que los mismos puedan realizar deposiciones en aceras y paseos, y no sean recogidas por sus propietarios, con las respectivas molestias para los demás usuarios de las vías públicas.

Así en poco más de un mes los agentes municipales han denunciado a cinco propietarios de perros que se hallaban sueltos en la vía pública sin ningún tipo de control, lo que supone una infracción al art. 127 del Reglamento General de Circulación sancionada con multa de 80 euros. Se da la circunstancia de que las mascotas de tres de los denunciados carecían de la pertinente documentación sanitaria y del  chip identificativo obligatorio, por lo que también han sido denunciados por dichos motivos ante la Dirección Provincial de Agricultura de Ciudad Real por infracción a la Ley 7/1990 de Protección de Animales Domésticos de Castilla-La Mancha.

Por otra parte, se han denunciado a otras tres personas por poseer perros pertenecientes a razas catalogadas como potencialmente peligrosas, careciendo de la pertinente licencia que ampare su tenencia, dos de los cuales carecían de documentación sanitaria y chip identificativo, y a otros tres propietarios de este clase de animales  por no tomar la medidas necesarias de seguridad permitiendo que pudieran escapar de su lugar de residencia y vagar de forma incontrolada por el casco urbano.

Desde la Jefatura de Policía Local se recuerda a los propietarios de mascotas en general, que siempre que se hallen en las vías o espacios públicos éstas deben estar bajo su control, utilizando para ello cadena o correa, contar con la preceptiva documentación sanitaria, chip identificativo y estar inscritos en el censo municipal de animales domésticos.

Por lo que respecta a los propietarios de perros potencialmente peligrosos, además deben estar en posesión de la pertinente licencia municipal, certificado de inscripción en el registro municipal de animales potencialmente peligrosos, tener seguro de responsabilidad civil y utilizarán, en todo caso, bozal y correa o cadena no extensiva con una longitud máxima de dos metros cuando se hallen en espacios o vías públicas.

Así mismo, los animales potencialmente peligrosos, que se encuentran en una finca, casa de campo, chalet, parcela, terraza, patio o cualquier otro lugar delimitado, habrán de estar atados, a no ser que se disponga de habitáculo con la superficie, altura y adecuado cerramiento, para proteger a las personas o animales que accedan o se acerquen a estos lugares. La posesión de este tipo de animales careciendo de licencia está tipificada como infracción muy grave y está sancionada con multa de entre 2.404,06 y 15.025,30 euros.

La campaña puesta en marcha se prolongará durante varias semanas y tiene por objeto evitar que los animales de compañía vaguen libremente sin ningún tipo de control  por las vías públicas de la localidad, pretendiendo dar respuesta a las reiteradas quejas vecinales  sobre esta problemática.