29 de septiembre de 2015 en Policía Local

La Policía Local informa

El próximo día 1 de octubre de dos mil quince entra en vigor la reforma del vigente Reglamento General de Circulación en todo lo relativo al uso de cinturones de seguridad y sistemas de retención infantil homologados. Así, a partir de esta fecha los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm deberán utilizar un  sistema de retención infantil  adaptados a su talla y peso y situarse siempre en los asientos traseros. Excepcionalmente podrán ocupar el  asiento delantero, utilizando los sistemas de retención infantil homologados, solo en los siguientes casos:

- Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.

- Cuando los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores con estatura igual o inferior a 135 cm.

- Cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil.

En estos casos, siempre que ocupen el asiento delantero y el vehículo disponga de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás, si el airbag ha sido desactivado, de tal modo que si el sistema de airbag delantero no puede desactivarse deberán ir siempre orientados hacia adelante.

Hasta ahora los menores de 12 años que no alcanzaran la citada estatura podían usar las plazas delanteras siempre que utilizaran sistemas de retención infantil.

El objetivo de esta reforma introducida por el Real Decreto 667/2015, de 17 de julio, fruto de la modificación de una Directiva europea, es imponer como prioridad que el menor que no alcance la estatura de 135 cm ocupe siempre el asiento trasero del vehículo, en el que la posibilidad de sufrir lesiones en caso de accidente es considerablemente menor. 

Como el pasado curso escolar, durante el mes de octubre, por parte de la Policía Local se llevará a cabo una campaña especial de vigilancia y control de uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil, con especial incidencia en las entradas y salidas de los centros escolares de la localidad. La sanción por incumplir dicha obligación asciende a 200 euros y es directamente responsable el conductor del vehículo.