14 de diciembre de 2016 en Policía Local

La Policía Local realiza un control sorpresa de alcoholemia, dentro de la campaña nacional de la DGT

Varios agentes de la Policía Local de Argamasilla de Alba han participado este  miércoles en un control sorpresa realizado en uno de los lugares de mayor tránsito de vehículos de la localidad, dentro de la campaña especial de control y vigilancia de las tasas de alcoholemia y drogas promovida a nivel nacional por la Dirección General de Tráfico hasta el 18 de diciembre.

Según informaba el Jefe de la Policía Local, cuarenta conductores se han sometido a la prueba de alcoholemia, de los cuales tres habían consumido alcohol aunque sin llegar al límite legal máximo permitido.

El cuerpo local recuerda que la tasa máxima de alcoholemia permitida es 0,25 mg/l de aire espirado, si bien ésta se reduce para los conductores noveles y profesionales a 0,15 mg/l de aire espirado. 

Cabe señalar que en el 11% de los accidentes de tráfico ocurridos en Argamasilla de Alba durante 2016 estuvo presente el alcohol.

Desde la Policía Local y Dirección General de Tráfico señalan que no valen trucos “ni extraños inventos para intentar saltarse la norma”, y aun con tasas de alcoholemia dentro de los márgenes legales permitidos, el nivel de riesgo de accidente de tráfico puede verse incrementado, pues la única tasa segura es 0,0%.

Conducir tras haber consumido alcohol o drogas reduce la percepción o provoca una percepción equivocada del entorno, pérdida de visión y mayor asunción de riesgos. “Hay que tratar de impedir que otras personas que hayan bebido cojan el coche, y en todo caso, nunca subir al coche con él”, apuntan desde la Policía Local.