10 de octubre de 2014 en Policía Local

Simulacro de incendio en la Residencia de Mayores “Virgen de Peñarroya”

La Policía Local de Argamasilla de Alba participó este jueves en el desarrollo del simulacro de incendio y evacuación llevado a cabo en la Residencia de Mayores “Virgen de Peñarroya” de la localidad en colaboración con el Parque de Bomberos de Tomelloso y la dirección del dicho centro.

El simulacro se inició a las 11:00 horas mediante llamada efectuada por personal del centro al Servicio de Emergencias de Castilla-La Mancha 112  que activó los recursos y servicios de emergencias participantes, entre ellos al Servicio de Policía Local, informando de la existencia de un supuesto incendio que se habría originado en la cocina de la residencia de mayores.

A partir de ese momento se puso en marcha el dispositivo de seguridad para llevar a cabo la evacuación de los residentes del centro. Por su parte, la Policía Local procedió a asegurar las vías de evacuación y de acceso del personal de emergencias interviniente en este tipo de situaciones (bomberos y servicios sanitarios) activando los cortes de tráfico pertinentes, además de colaborando con el personal del centro en la evacuación de los residentes y su traslado hasta el punto de encuentro fijado en la calle Clara Campoamor.

Los dieciséis trabajadores del centro, al frente de los cuales se hallaba Irene Sánchez, Directora de la Residencia de Mayores, fueron los encargados de poner en marcha el protocolo de evacuación de los 52 residentes, de edades comprendidas entre los 60 y 100 años, conforme al Plan de Autoprotección del centro, adoptando así mismo las medidas de seguridad pertinentes que una situación de emergencia como ésta exige llevar a cabo a los primeros intervinientes.

La evacuación, supervisada en todo momento por el Jefe del Parque de Bomberos de Tomelloso, Jacinto de Castro, y un técnico designado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, se realizó con éxito en un tiempo de nueve minutos, en los que tan sólo fue necesario realizar un par de correcciones menores al personal participante, dándose por finalizado a las 11:30 horas.

Los simulacros de evacuación de este tipo de centros constituyen un recurso básico para el adiestramiento adecuado tanto del personal de los mismos como de los propios residentes y servicios de emergencias intervinientes, además de probar la eficiencia de los planes de autoprotección y emergencia, creando hábitos de respuesta ante una situación de peligro que permita minimizar los riesgos que de ella pudieran derivarse.