Pósito de La Tercia

Edificio de finales del siglo XVI. Al parecer fue mandado construir por doña Ana Mondéjar, vecina de la localidad, la cual dispuso que fuera dotado con 800 fanegas de trigo. A mediados del siglo XVIII, el Ayuntamiento aún no tenía edificio propio que sirviera para Pósito del común de los vecinos, por lo cual se veía obligado a alquilar para ese uso distintos establecimientos, entre ellos el de doña Ana Mondéjar.

Ya en el siglo XIX, el Pósito era regentado por una Junta Administrativa, que se encargaba de regular la recogida y entrega de los cereales que los agricultores llevaban a dicho edificio. Pero no es hasta 1905 cuando dicha Junta, debido a los escasos recursos económicos de que disponía, decide su venta a particulares, pasando el edificio a manos privadas.

Cien años tuvieron que transcurrir hasta que en 2005 el Ayuntamiento consiguió llegar a un acuerdo con los propietarios para hacerse de nuevo con él. Despues de seis años, en 2011 se inauguró de nuevo, tras su rehabilitación para uso cultural y turístico.