29 de marzo de 2021

El Ayuntamiento de Argamasilla de Alba y APAYMA seguirán velando por la protección y cuidado de los animales abandonados

Renovado el convenio de colaboración que permitirá a APAYMA la recogida de animales, sobre todo perros, de las vías públicas, así como su salvaguarda y atención.

El Ayuntamiento de Argamasilla de Alba está muy sensibilizado con los derechos y el bienestar de los animales. Para promover y sensibilizar a la población en favor de sus derechos, el Consistorio argamasillero, representado por su alcalde, Pedro Ángel Jiménez, y la presidenta de la "Asociación Protectora de Animales y Medio Ambiente” (APAYMA), Vicenta Jiménez, han rubricado el convenio que posibilitará a la asociación la recogida de animales abandonados, así como la protección, defensa y cuidado de los mismos.

Constituye el principio rector de los objetivos tanto del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba en este campo, como de APAYMA, además de trabajar en pro de la promoción y desarrollo de actividades adecuadas y tendentes a encauzar la sensibilidad de las personas hacia un comportamiento ético y respetuoso con los animales y plantas, la recogida de los animales abandonados, la posible recuperación de los mismos por sus titulares o, en caso contrario, que puedan cederse a un tercero con aptitud para ser receptor de tal cesión.

Con este convenio, el Ayuntamiento de Argamasilla de Alba contribuye a fomentar activamente y divulgar los principios, máximas y reglas conducentes a la protección de los animales domésticos, y de forma especial de los perros, con la finalidad de disminuir su número y evitar una proliferación indiscriminada a efectos de que estos animales no sufran las consecuencias del abandono.

Además, APAYMA, y de forma específica, se hará cargo del servicio de recogida de animales abandonados, ofreciéndoles una protección que permita su salvaguarda y mantenimiento. Así mismo, la asociación se responsabilizará del mantenimiento de las instalaciones construidas en los terrenos cedidos gratuitamente para tal fin por el Ayuntamiento en 2006 por un periodo de 20 años.