25 de septiembre de 2020 en Centro Cultural

El Consejo Local de la Salud se reúne con la COVID-19 como principal tema del orden del día

Según Silvia Quemada, directora gerente del Área Integrada de Tomelloso, todos los contagios de COVID se han producido por no cumplir alguna de las tres normas básicas: higiene de manos, uso de mascarilla o distancia de seguridad.

Tras unos meses de inactividad, motivada por la irrupción del coronavirus en la sociedad, este jueves se celebró en la Casa de Medrano una reunión del Consejo Local de la Salud de Argamasilla de Alba, principalmente para tratar el contexto actual provocado por la COVID-19 en la localidad, e informar sobre la situación y las medidas que se están llevando a cabo desde el Hospital de Tomelloso y el Centro de Salud local.

Presidida por el alcalde, Pedro Ángel Jiménez, la reunión contó con las intervenciones de Silvia Quemada, directora gerente del Área Integrada de Tomelloso, al que pertenece el Centro de Salud, y el director de enfermería, César Moreno.

Jiménez abrió la reunión transmitiendo, en nombre los asistentes y de toda la localidad, a todos los profesionales del sector sanitario: “Nuestro más sincero agradecimiento por todo el esfuerzo realizado durante este tiempo y mucho ánimo”, para afrontar los próximos meses.

La directora gerente destacaba el gran trabajo realizado por sus compañeros, desde médicos a administrativos, para afrontar esta situación y adaptarse cada día a los diferentes protocolos que se iban estableciendo dependiendo de las situaciones y la información que los científicos iban descubriendo y trasladando sobre la COVID-19.

La base del control de los casos COVID son las enfermeras de vigilancia epidemiológica (EVE), conocidas como rastreadoras, indicaba Quemada, encargadas de seguir a las personas que han estado en contacto con un positivo de COVID-19 y evitar que se extienda. En estos momentos 18 enfermeras realizan esta función en el área sanitaria de Tomelloso.

Para evitar la propagación del coronavirus, subrayó la directora, es muy importante que todas aquellas personas con un contacto estrecho con un positivo, aunque hayan dado negativo, deben estar en aislamiento; e insistió en la necesidad de cumplir las tres medidas básicas contra el coronavirus: higiene de manos, uso de mascarilla y distancia de seguridad; puesto que todos los casos positivos se han producido por no seguir alguna de estas recomendaciones.

Argamasilla de Alba es un municipio con poca incidencia de COVID, en comparación con las localidades del área sanitaria, algo que es una buena noticia pero que obliga a extremar la precaución, “pues indica que pocos vecinos y vecinas lo han pasado y hay que estar más alerta”, indicó. 

En relación a la atención telefónica, la directora destacó que, en cierta medida, se han colapsado los Centros de Salud ante el alto número de llamadas recibidas, y aportó, ante el malestar de los vecinos cuando llaman y piensan que no se atiende el teléfono, que el sistema, aunque esté ocupado, no emite una señal de “comunicando” sino de llamada, lo que da la impresión errónea de que no se atiende el teléfono. 

Así mismo, señaló que en el mes de octubre está previsto el refuerzo del personal de enfermería y auxiliares en el centro local.

Por su parte, Cesar Moreno manifestó el buen trabajo realizado, “en tiempo récord”, por los centros educativos para organizar las entradas, salidas y en general el día a día, e insistió en la necesidad de realizar una mayor labor educativa sanitaria, tanto en los centros como fuera de ellos, sobre todo dirigida a los jóvenes.

El responsable de enfermería apuntaba, en relación a la incidencia del coronavirus en la zona, que según el estudio de seroprevalencia realizado en los meses de abril y mayo por el Instituto Carlos III, en España el 5,2 % de la población había padecido la Covid-19, mientras que el mismo estudio arrojaba que las cifras ascendían hasta cerca del 23 % en el área sanitaria de Tomelloso, y un estudio interno, entre los profesionales, situaba el porcentaje de seroprevalencia en el 30 %.

Finalmente, se informó que poco a poco se irán retomando los controles y revisiones que se hacían periódicamente, y se pidió asistir a los centros de salud lo menos posible e intentar resolver los problemas y dudas de forma telefónica, un servicio que se va reforzar y está en vías de mejora.

En el Consejo Local de Salud participan el Ayuntamiento, a través del alcalde; los grupos políticos con representación en la Corporación Municipal; todas las AMPA de la localidad, el Centro de Salud, diferentes asociaciones, Protección Civil, las farmacias, los Servicios Sociales municipales, el Consejo del Hogar de Mayores y el veterinario oficial de salud pública, por lo que en él se encuentra representado una parte muy importante de la sociedad argamasillera.