22 de octubre de 2019

PP e IU votan en contra de la modificación de las ordenanzas fiscales propuestas por el Equipo de Gobierno

La aprobación de esta modificación era un trámite necesario para poder acceder a la vía de financiación abierta por la Diputación Provincial a los ayuntamientos a cero interés.

Este lunes la Corporación del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba celebró una sesión en la que se rechazó, con los votos en contra del Partido Popular e Izquierda Unida, la propuesta de modificación de varias ordenanzas fiscales, un trámite necesario para poder acceder a las líneas de financiación abiertas por la Diputación Provincial de Ciudad Real, a diez años y a interés cero.

Con esta financiación, el Equipo de Gobierno tenía la intención de realizar cinco obras de inversiones “que entendemos son prioritarias y necesarias para el conjunto de la población”, afirmó el alcalde, Pedro Ángel Jiménez, que consistían en avanzar en las obras del sector del rincón por un importe de 204.487 euros; resolver diferentes problemas en momentos de intensas lluvias en la red de aguas sucias y alcantarillado en la zona de la calle Cinco Casas, con una inversión de 205.000 euros; dar un impulso a la remodelación a la red de agua potable con 300.000 euros que permitirían renovar en torno a 4 km. de red; destinar en torno a 300.000 euros para la adquisición de suelo rustico para ampliar el suelo de uso industrial, “facilitando la instalación de empresas”, y 110.000 euros para continuar con las obras de la Casa del Bachiller Sansón Carrasco, “aumentando los activos turísticos en la localidad”.

En cuanto a las modificaciones, estas consistían en el aumento “en la equivalencia aproximada” al IPC de los últimos años en los que no se han actualizado las ordenanzas, indicaba el alcalde. En concreto las relativas al IBI de urbana (pasaría del tipo actual en el 0,53 al 0,55), IBI de rustica (pasaría del 0,70 al 0,75), la tasa por consumo de agua (subiría entre el 0,03 y 0,15 según el consumo) y la tasa de depuración (pasaría de 0,15 a 0,20). Estas medidas permitirían incrementar los ingresos, asegurando la amortización de este préstamo, cumpliendo así con uno de los requisitos de la Diputación de Ciudad Real para poder acceder a esta línea de financiación, en la cual se solicitaba un informe sobre el aumento de ingresos para hacer frente a las amortizaciones.

La portavoz del partido popular, Sonia González, afirmó que se “podía entender” una revisión en la tasa de depuración y abastecimiento de agua o alcantarillado, pero anunció el voto en contra de su partido al mostrarse en contra de la subida del IBI de urbana y de rústica, “por compromiso electoral”. Además se mostró en contra de la rapidez con la que el Equipo de Gobierno quería llevar a cabo estas importantes obras en el primer año de mandato.

“Estamos convencidos de que se pueden llevar a cabo proyectos de inversión sin la necesidad de subir los impuestos”, indicó la portavoz del PP, que añadió, parte de los proyectos planteados “son obras que por sí solas pueden autofinanciarse”.

Para el portavoz e IU, Ángel Rodríguez, el problema de las obras planteadas, “muy necesarias”, estaba en la amortización del préstamo, al mostrar ciertas dudas sobre el necesario informe de intervención que justifique su amortización. 

“No podemos aceptar la subida del IBI de urbana porque creemos que ya está bien pagado”, por lo que Rodríguez pidió buscar otras vías distintas a la subida de impuestos. Además indicó que el resultado del presupuesto ordinario de 2018 “debería ser suficiente aval” para la Diputación.

Por otro lado, el portavoz de IU destacó que la Administración provincial no puede presumir de tener superávit, “como ha venido haciendo”, mientras los ayuntamientos “tienen necesidades básicas”.

“La economía de este Ayuntamiento está saneada para el nivel de servicios que prestamos -subrayaba Jiménez- pero si queremos mejorar y hacer inversiones con la posibilidad que nos plantea la Diputación Provincial acosté cero, debemos proponer esta modificación, que viene a asimilarse a la actualización del IPC, que sube todos los años, y al pasar tres o cuatro años se queda desfasado”. 

Así mismo, Jiménez pidió analizar “si queremos paralizar Argamasilla o que siga evolucionando y se hagan las obras que la mayoría de los vecinos están esperando que hagamos”.

El rechazo del punto de la modificación de ordenanzas fiscales, llevó aparejada la retirada de los tres puntos siguientes, al estar estrechamente vinculados a este, pasando directamente al sorteo de los miembros de las mesas electorales para las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019.

Por otro lado, cabe destacar que una vez más el Pleno se inició guardando un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de violencia de género y en solidaridad con sus familiares y amigos. El 016 es un servicio telefónico de información y de asesoramiento jurídico en materia de violencia de género.