19 de noviembre de 2020 en Centro Cultural

Un nuevo libro avala a Argamasilla de Alba como el lugar de La Mancha

La Concejalía de Cultura presenta el libro ‘Viajeros extranjeros por Argamasilla de Alba. El Lugar de La Mancha tras el Quijote’ de Jesús Villar Garrido.

Con la edición del libro ‘Viajeros extranjeros por Argamasilla de Alba. El Lugar de La Mancha tras el Quijote’ de Jesús Villar Garrido, Argamasilla de Alba suma una obra más que la avala como el lugar de La Mancha del cual no quiso acordarse Cervantes, que acrecienta los que históricamente ha tenido de viajes, cervantistas, hispanistas e historiadores.

Esta nueva obra, realizada sobre los cimientos de la edición agotada de ‘Peregrinos por Argamasilla de Alba: el lugar de La Mancha en los viajeros extranjeros, editada en 2004 por la Diputación de Ciudad Real, es “un libro nuevo, una edición revisada, corregida y aumentada”, indicaba el coordinador de la edición Jaime Quevedo de la editorial de DC39 Bambalinas, que, en esta ocasión, además de dos nuevos escritores cuenta con una serie de ilustraciones seleccionadas por José Manuel Lucía, Presidente de Honor de la Asociación de Cervantistas.

Pedro Ángel Jiménez, alcalde de Argamasilla de Alba, destacaba que en un año “especialmente difícil para la cultura”, y en la era digital, presentar un libro en papel “es todo un logro”, además de un placer “para la gente que nos gusta hojear un libro, abrirlo, oler el papel y tocar las páginas de un libro… es una experiencia maravillosa, que todavía, de momento, no han podido igualar los libros digitales”.

Jiménez agradeció a Ángel y Jesús Villar el buen trabajo realizado en la primera edición y a Jesús, “lamentablemente Ángel ya no está entre nosotros”, la interesante labor realizada en esta segunda edición, y a DC39 Bambalinas el “buen trabajo” realizado en esta nueva obra.

La riqueza de Argamasilla de Alba y de los pueblos manchegos se ve plasmada en estos textos literarios, “desde el prisma de un extranjero que visita España, que visita La Mancha, que descubre cosas que los que vivimos aquí, quizás, no nos damos cuenta o no ponemos en valor como deberíamos”.

En esta nueva edición nos podemos encontrar con autores que llegaron hasta Argamasilla de Alba atraídos por la tradición cervantina y quijotesca desde Inglaterra, Francia, Grecia, Nicaragua, Rumanía, Grecia o Colombia, entre otros países.

Jiménez, ante las dudas que se intentaron verter sobre Argamasilla de Alba como el lugar de La Mancha, sobre todo a raíz de la celebración de los centenarios del Quijote, afirmó que los diecisiete escritores que aparecen en este libro llegaron a Argamasilla de Alba, muchos de ellos hace más de cien años, por ser el lugar de La Mancha al que se refirió Cervantes en el Quijote, “lo que quiere decir que cuando no había intereses económicos de por medio, todo estaba más claro”.

El chileno Carlos Sander, en palabras de Jiménez, llegó a decir “que el cervantismo es casi una religión y que Argamasilla de Alba y la Casa de Medrano pueden llegar a ser un lugar de peregrinación, parecido a la Compostela literaria, que todo cervantista debe realizar”.

Para finalizar su intervención, Jiménez quiso recordar la descripción que hace Rubén Darío, tras su visita a Argamasilla de Alba, de los atardeceres manchegos: “Mas esta fiesta de sangre y ceniza, este incendio violento de los lejanos horizontes, esta cruel magnificencia solar, triunfos y rompimientos incomparables, púrpuras celestes, gama de todos los oros, supremo imperio de poniente, me impresionaron como en ninguna parte”.

José Antonio Navarro, concejal de Cultura, que excusó la presencia de Jesús Villar por la pandemia y los cierres perimetrales a los que se han visto abocadas las Comunidades Autónomas, destacaba la importancia de dar difusión a las publicaciones que hablan de Argamasilla de Alba, y en este caso, al libro ‘Viajeros extranjeros por Argamasilla de Alba’: “se trata de conseguir que tengamos una difusión lo más amplia posible del libro, lo que debemos entender, es que este libro es un instrumento más para la defensa de nuestra tradición cervantina”.

Navarro, agradeció a todos los que han hecho posible esta nueva edición y, especialmente, a aquellos que por 2004 hicieron posible la primera a través de la Diputación Provincial de Ciudad Real, sin la cual esta probablemente no existiría: Maribel Moya, ex concejala de Cultura, y José Díaz-Pintado, ex alcalde de Argamasilla de Alba.

“Cuando nos sumergimos en la lectura de estos episodios no solo lo vamos a hacer llevándonos por la acción y la narrativa, nosotros vamos a tener una gran ventaja, y es que vamos a evocar en cada momento cada uno de los lugares, de los espacios que se describen, porque los conocemos y forman parte de nuestras vidas. Por eso esta obra debe, y creo que lo consigue, enseñarnos a todos los ciudadanos de Argamasilla de Alba la importancia cultural que tiene nuestro lugar, el espacio que ocupa en la historia y la responsabilidad de todos a la hora de la defensa de este lugar de La Mancha”, aseveró el concejal de Cultura.

Siguiendo esta línea, el área de Cultura, se va a marcar el reto de trabajar en un futuro libro que recoja los escritores más actuales que han pasado por Argamasilla de Alba: Ian Gibson, José Luis Cuerda, Julio Llamazares, Andrés Trapiello, Luis García Jambrina, Alfonso Mateo Sagasta o Mario Vargas Llosa; entre otros muchos que ya han visitado el lugar de La Mancha y los que lo harán.

“El valor documental y lo que significaban la gente que escribió sobre Argamasilla, sobre el Quijote y sobre el lugar de La Mancha, a finales del siglo XIX principios del XX, es algo que solo tiene Argamasilla”, indicó Jaime Quevedo, subrayando que “este es un libro que debería tener cada argamasillero en su casa, cada amante del Quijote y cada manchego”.

En relación a la obra, el coordinador de la edición, indicó que el reto de la editorial era “tratar de mejorar en lo posible la edición que fue, de por sí muy buena, de la Diputación Provincial”.

En esta edición, Jesús Villar ha añadido dos nuevos autores, el inglés Henry Varley, de quien se recoge la cita incluida en la introducción: “Mi amor por Argamasilla es tan grande que no quiero que viva desagradablemente en el recuerdo de nadie”; y del considerado, por Villar, como primer hispanista rumano, Alexandru Popescu-Telega.

“Este libro puede ser un buen regalo navideño, con el que además se apoya nuestra tradición y la cultura de nuestro pueblo”, señaló el alcalde.

Los interesados en adquirir esta obra pueden hacerlo en la Oficina de Turismo, en las librerías de la localidad y en Internet.