2 de julio de 2021

Clausurada la fase teórico-práctica del Curso de Monitores de Actividades Juveniles

Para obtener el título de monitor, los 17 participantes que han finalizado este primer periodo, deberán realizar 150 horas de prácticas en el sector público o privado.

El pasado miércoles 30 de junio, con la salida al entorno del castillo de Peñarroya, llegó a su fin la fase teórico-práctica del Curso de Monitor de Actividades Juveniles, organizado por el Punto de Información Juvenil (PIJ) del Centro Infanto-Juvenil de Argamasilla de Alba, en colaboración con la EPSJ Albajoven, e impartido por la Escuela de Animación Juvenil “Anima-T”, el cual han finalizado 17 jóvenes.

Para clausurar esta primera parte, el concejal de Juventud, Enrique Peces, se desplazó hasta el entorno del castillo de Peñarroya para hacer entrega, junto a la coordinadora del PIJ, Silvia Carrasco, y la directora de la escuela, Yolanda Valverde, de los correspondientes diplomas a los alumnos y alumnas por haber superado con éxito este primer tramo hacia la obtención del título de Monitor de Actividades Juveniles.

El concejal, destacó a los participantes la importante labor que desempeñarán como monitores y monitoras, “pues a partir de ahora seréis modelos a seguir para niños, niñas y jóvenes, a los que educaréis a través del juego, una herramienta de aprendizaje muy valiosa que hay que saber utilizar. Espero que este curso os abra puertas y lo hayáis aprovechado al máximo, pues cuando yo lo hice marcó un antes y un después en mi vida”.

Durante el periodo de formación se han abordado cinco áreas: sociocultural, educativa, planificación y organización de técnicas y recursos, y de formación específica de la escuela. Dentro de esta última área, se amplió la unidad de educación ambiental y se realizó una salida al entorno del embalse de Peñarroya. 

La jornada al aire libre comenzó por la mañana con una ruta de senderismo desde la localidad hasta el embalse de Peñarroya, donde les esperaban las actividades de kayak y tiro con arco, que realizaron organizados en dos grupos y de forma alternativa. Estas dos actividades se llevaron a cabo con la colaboración de Cruz Roja Tomelloso.

Ya por la tarde, organizados en cuatro grupos, pusieron en práctica las capacidades organizativas y de dirección adquiridas durante la formación teórica. Así cada grupo, alternativamente, dirigió al resto de compañeros en las actividades que se habían preparado durante el curso, las cuales consistían en una yincana de reconocimiento, juegos de agua, juegos populares y un gran juego por equipos.

Finalizada esta fase teórica, los futuros monitores y monitoras deberán realizar 150 horas prácticas en el sector privado o público, dentro de este último, para que puedan hacer efectivas estas horas, contarán con la colaboración de la Escuela de Verano del Ayuntamiento, la Escuela de Verano de la Asociación Pro-Minusválidos “Brazos Abiertos”, las actividades infanto-juveniles ‘Noches de Glorieta’ y Animación Juvenil, así como otras que se desarrollarán a lo largo del año en Argamasilla de Alba.

Desde Albajoven han afirmado que seguirán apoyando este tipo de iniciativas que forman y amplían los intereses de la juventud argamasillera “para las que esperamos seguir contando con el apoyo de las entidades públicas”.