1 de septiembre de 2020

La encuesta final de la Escuela de Verano revela el alto grado de satisfacción de los usuarios, usuarias y familiares

La organización y las estrictas medidas de seguridad sanitarias en los servicios de Ludoteca y Pequeteca han llevado a cerrar la actividad estival con cero contagios entre los usuarios y las monitoras.

El 23 de agosto la Concejalía de Infancia y Juventud tuvo que dar por finalizada la Escuela de Verano 2020, tras casi 2 meses de actividad en este atípico verano. Dirigida a niños y niñas de 3 a 6 años, en Pequeteca, y de 6 a 12 años, en Ludoteca, el servicio fue prestado en dos amplios espacios, el Centro Infanto-Juvenil y el Auditorio de Verano, respectivamente, donde a su vez se organizaron grupos reducidos cumpliendo y tomando las medidas de seguridad sanitarias marcadas por las diferentes administraciones. 

A pesar del buen desarrollo de la actividad, ambos servicios tuvieron que finalizarse antes de la fecha prevista, según informa el concejal de Infancia y Juventud, Enrique Peces: “La Escuela de Verano ha tenido que adelantar el cierre de la actividad una semana, pero hay que ajustarnos a la normativa en materia COVID-19 y al Decreto recientemente publicado por la Junta; aun así, en esta semana sin niños, las monitoras han estado en contacto con ellos, pidiéndoles que nos mandaran unos vídeos con bailes y haciéndoles entrega, el día 28 de agosto, de un paquete especial con su diploma, material para realizar algunas manualidades y algún detalle más como sorpresa. Sentimos profundamente esta suspensión y agradecemos sinceramente la confianza depositada en el servicio municipal a lo largo de todo el verano”. Este verano la escuela se ha adaptado a la situación provocada por el coronavirus, evitando las aglomeraciones tanto a la entrada como a la salida o en el desarrollo de las actividades, no se ha contado con la piscina, ni se ha podido clausurar el curso con una gran fiesta, como en años anteriores, pero estos hándicaps no han mermado la ilusión ni las ganas de diversión de todos y todas las participantes ni de las monitoras. 

Así mismo, el mencionado día 28, las monitoras aprovecharon la visita a las casas para hacer entrega de 14 vales regalo de 20 euros cada uno, a los y las ganadoras del Concurso "Frases por la igualdad", organizado en colaboración con el Centro de la Mujer de la localidad, en el que participaron los chicos y las chicas de Ludoteca, con las cuales se confeccionará un calendario solidario que se podrá adquirir a partir de octubre.

En total han participado 42 chicos y chicas, 21 en Pequeteca y 21 en Ludoteca, los cuales mostraron a las monitoras su alto grado de satisfacción con el desarrollo de las mismas, la relación con las monitoras y las actividades organizadas, como se refleja en la encuesta final.

Bajo las temáticas de PJ Masks, en la Pequeteca, y de Harry Potter, en la Ludoteca, “las monitoras han orientado los diferentes talleres realizados para, mediante el juego, ayudar a los niños y niñas a interiorizar mejor las medidas de seguridad e higiene establecidas en esta ‘nueva normalidad’, sin olvidarse de valores como el respeto, el compañerismo o el cuidado del medio ambiente, creando un espacio de ocio y tiempo libre por y para la infancia, dando respuesta a las necesidades que requieren los niños y niñas de estas edades”, informa la coordinadora de Infancia y Juventud, Silvia Carrasco.

La Pequeteca ha estado dividida en 3 espacios y grupos, tutorizados cada uno por una monitora, más una monitora de apoyo en el centro como medida de prevención y seguridad por el COVID, así mismo se han escalonado las entradas y salidas de los 3 grupos, para evitar aglomeraciones. Los grupos de Buhita, Gatuno y Gecko, han realizado talleres de manualidades, cuentacuentos, experimentos, vídeos y bingos temáticos de martes a viernes, dejando los lunes para realizar salidas a la Glorieta, donde realizaban juegos y dinámicas al aire libre. 

Por su parte, la Ludoteca también se dividió en 3 grupos, denominados casas, de la Escuela de magia de Hogwhite, los cuales eran recibidos al aire libre en el Auditorio de Verano, iniciándose cada día las actividades con una asamblea común, para posteriormente ir al interior del auditorio, cada grupo a su zona correspondiente. Los miembros de las “casas” de Gryffinred, Slythegreen y Huffyellow han disfrutado con talleres tan originales como defensa contra las artes aburridas, herbología y astronomía, transformaciones artísticas, correo mágico, pociones y encantamientos, y los viernes las mini olimpiadas de Quidditch en la piscina. 

Por último, el concejal ha agradecido el trabajo tanto de la coordinadora, Silvia Carrasco, como el de todas las monitoras “que se han involucrado de manera excepcional, adaptándose a las nuevas normas de prevención y seguridad en materia Covid, velando en cada momento por los usuarios y usuarias; prueba de ello que no ha habido ningún contagio en el servicio”.