24 de octubre de 2019

Los servicios del área de Juventud facilitan un ocio saludable y alternativo desde los 3 hasta los 18 años

La concejalía de Infancia y Juventud estudia conveniar algunos servicios para darles estabilidad y que no tengan que depender de planes de empleo

El concejal de Infancia y Juventud, Enrique Peces, y la coordinadora del área de Juventud, Silvia Carrasco, han informado en rueda de prensa de los diferentes proyectos, iniciativas y actividades puestas en marcha por la concejalía, paralelamente al inicio del curso escolar 2019-20.

En primer lugar, el concejal informaba que cuando asumió, en el anterior mandato, la responsabilidad del área de Juventud solo estaba abierto el servicio de Pequeteca, mientras la Ludoteca, a pesar de contar con el espacio y los medios necesarios, permanecía cerrada al depender de subvenciones de la Junta, que fueron recortadas, que eran destinadas principalmente a la contratación de personal.

Así, una de las primeras iniciativas que se hicieron, informaba Peces, fue recuperar “con fondos propios” el servicio de ludoteca y posteriormente se abrió la Sala de Ocio Juvenil, “aunque por problemas de espacio solo los fines de semana”, dando respuesta una petición que a través de una carta “que me hicieron llegar unos jóvenes, pidiendo que abriésemos un espacio para que los chavales a partir de 11 años tuvieran un lugar donde poder reunirse”.

Con estas actuaciones, el área de Juventud ha pasado de tener atendidos entre 50 y 60 niños al principio del pasado mandato en Pequeteca a entre 80 y 90 entre Pequeteca y Ludoteca, todas las tardes de lunes a viernes.

A lo que se suma la Sala de Ocio, cuyo número de usuarios está aún por concretar al estar todavía abierto el periodo de inscripción, “pero creemos que va a tener buena acogida por la continuidad que estamos dando a los jóvenes, que pasan de Pequeteca a Ludoteca y a la Sala de Ocio”.

Así mismo, el concejal destacó la Escuela de Verano, un servicio que presta el Ayuntamiento “haciendo un esfuerzo muy grande, principalmente con fondos propios” y en el cual se atendieron el pasado verano a un total de 154 niños y niñas en horario de mañana de lunes a viernes.

Para poder llegar al mayor número posible de usuarios, muchos de estos servicios se ven complementados con planes de empleo de la Junta o la Diputación, informaba Peces, que da inestabilidad al servicio. Para solventar esta incertidumbre y asentarlo de forma estable, el área de Juventud está estudiando la posibilidad de conveniar el servicio “con alguna entidad de la localidad que nos lo asegure y no estar al albur de los planes de empleo, y seguir ofreciendo estos servicios que son muy necesarios y muy demandados, facilitando que nuestra juventud este bien atendida y con un ocio saludable”.

Por su parte, la coordinadora de Juventud, indicaba que el día 7 de octubre dio comienzo en el Centro Infanto-Juvenil el curso 2019-20 en el servicio de Pequeteca, y el día 16 lo hacía el de Ludoteca, para los que “han sido numerosas las solicitudes recibidas, cubriéndose la totalidad de plazas en poco tiempo”.

El centro siempre ha tratado de dar cabida al mayor número posible de usuarios y para ello se han establecido dos bloques por tramos de edad, los nacidos 2014-16, de 3 a 6 años, en el servicio de Pequeteca, y los nacidos entre 2008-13, de 6 a 11 años, en el de Ludoteca. Ambos en horario de 16.00 a 20.00 h. siendo flexible la hora de entrada y salida.

Desde este servicio se llevan a cabo iniciativas de animación, deportes, actividades recreativas, dinámicas de grupo, cuentacuentos, psicomotricidad, manualidades, inglés, maquillaje y caracterización, salidas, talleres, nuevas tecnologías; así como otras muchas actividades en coordinación con otras áreas del Ayuntamiento, asociaciones e instituciones. Además de semanas temáticas dedicadas a la deforestación, la celebración del día de Naciones Unidas o Halloween, siempre sin olvidar el juego como actividad principal, donde de manera libre cada niño o niña elige a qué quiere jugar, utilizando para ello el gran fondo lúdico del que dispone el centro.

“Las monitoras son las encargadas de facilitar el juego y potenciarlo, ya que la infancia representa una maravillosa etapa de descubrimiento y exploración que propicia el aprendizaje de una manera natural, dando lugar a la adquisición de una serie de habilidades que enriquecen el desarrollo de las funciones cognitivas, la comunicación y madurez motriz”, destacó Carrasco.

Por otro lado, desde el 19 de octubre, está abierta la Sala de Ocio del Centro Infanto-Juvenil, donde los jóvenes de la localidad pueden disfrutar y compartir un espacio de ocio saludable y alternativo durante los sábados y domingos en horario de 17:00 a 20:00 h.

Dirigida a jóvenes de 11 a 18 años (nacidos entre 2002 y 2008), en este espacio los chicos y chicas encontrarán múltiples opciones para pasar el tiempo libre: futbolín, billar, Play Station 4, juegos de mesa tradicionales y alternativos (Dobble, Jungle Speed, Virus, Dixit, Carcassonne, Bang…), diana, karaoke, sala de informática que además dispone de wifi (en la que muy pronto podrán imprimir sus trabajos escolares) y participar en talleres o en los diversos campeonatos que se irán organizando.