12 de agosto de 2019

Una fuerte tormenta veraniega no aguó las ganas de pasarlo bien en el viaje al Parque Acuático “Playa Park”

Más de medio centenar de chicos y chicas se sumaron a una de las actividades, organizada por la concejalía de Juventud de Argamasilla de Alba, más esperada por los jóvenes de la localidad durante el verano

A finales del pasado mes de julio se realizó el viaje al Parque Acuático “Playa Park” de Ciudad Real, una actividad ya tradicional y muy esperada cada verano por los jóvenes de la localidad. El viaje, organizado por el Centro Infanto-Juvenil de Argamasilla de Alba, dependiente de la concejalía de Juventud, con la colaboración de la EPSJ Albajoven, contó con un total de 57 inscripciones, que en su mayoría se desplazaron en autobús, aunque algunos lo hicieron en vehículos particulares junto a familiares.

Los viajes al Playa Park siempre son días muy intensos, pues se intenta aprovechar al máximo las horas que está abierto así como las posibilidades que ofrece, aunque este año el regreso tuvo que adelantarse una hora al hacer acto de presencia una tormenta de verano.

A pesar del precipitado regreso, los participantes tuvieron tiempo para disfrutar de los toboganes, el kamikaze, las pistas blandas, los hidrotubos, los rápidos o la piscina de olas, aprovechando al máximo los rayos de sol, siempre bien protegidos con crema solar, como les insistieron numerosas veces las monitoras que les acompañaban.

Superado el mediodía, el sol de la mañana se ocultó tras unas tupidas nubes que llegaron cargadas de agua, un primer chaparrón que obligó a cerrar temporalmente las atracciones, y tras el cual se volvieron a abrir, un espejismo, poco tiempo después la lluvia volvió a aparecer en esta ocasión acompañada de aire y granizo, lo que obligó a adelantar el regreso a la localidad.

La tormenta, no aguó el divertido y entretenido día, “en el cual todos disfrutaron de un ocio y tiempo libre saludable, adquiriendo una experiencia más con este viaje, el cual todos y todas recordarán”, destacaba la coordinadora del Centro Infanto-Juvenil, Silvia Carrasco.