26 de agosto de 2019 en Policía Local

La Policía Local de Argamasilla de Alba investiga a un conductor por tres delitos contra la seguridad vial

El investigado, con síntomas evidentes de haber consumido alcohol, además de carecer del permiso de conducir se negó a realizar la prueba de alcoholemia

La Policía Local de Argamasilla de Alba ha imputado a un conductor de 36 años de edad como presunto autor de tres delitos contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, negarse a someterse a las prueba de investigación de alcoholemia y por conducir careciendo del permiso obligatorio para hacerlo.

Los hechos ocurrieron cuando el conductor fue detectado de madrugada conduciendo de forma irregular por la calle Juan de Zúñiga de la localidad, comprobando los agentes, tras dar el alto a su conductor, que este presentaba síntomas evidentes de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, hallando en el interior del  vehículo diversos envases de este tipo de bebidas y signos de su reciente consumo.

El conductor, que fue requerido para someterse a las pruebas legalmente establecidas para la determinación del grado de impregnación alcohólica, se negó a ello siendo advertido de que dicha conducta podría constituir un delito contra la seguridad vial, persistiendo en su negativa.

Finalmente, los agentes actuantes también pudieron constatar que el conductor carecía de permiso de conducir, por lo que también resultó investigado por un tercer delito contra la seguridad  vial.

Las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de guardia de Tomelloso.

Cabe señalar que acceder a la realización de las pruebas de alcoholemia legalmente establecidas es una obligación que afecta a todos los conductores de vehículos requeridos para ello por los agentes de la autoridad y  que la negativa a someterse a dichas pruebas de alcoholemia constituye un delito contra la seguridad vial castigado con una pena mayor a la señalada para el supuesto de arrojar un resultado positivo en dichas pruebas.

Cabe señalar que acceder a la realización de las pruebas de alcoholemia, legalmente establecidas, es una obligación que afecta a todos los conductores de vehículos y la negativa a someterse a ellas constituye un delito contra la seguridad vial castigado con una pena mayor a la señalada para el supuesto de arrojar un resultado positivo en dichas pruebas.