17 de mayo de 2021 en Policía Local

La Policía Local informa de los nuevos límites de velocidad

Con estos cambios, que afectan tanto a las vías urbanas como a las travesías, se busca la reducción de los fallecidos entre los usuarios más vulnerables: peatones, ciclistas y motoristas.

El pasado 11 de mayo entraron en vigor los nuevos límites de velocidad en el ámbito de las vías urbanas y travesías, fruto de la última modificación del Reglamento General de circulación. De este modo el límite genérico de velocidad en las vías urbanas será de: 

a) 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera.

b) 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación.

c) 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.

Así, en calles que disponen de plataforma única de calzada y acera como la calle Cervantes, Manuel Chacón, Capitán Sánchez Alcántara, Plaza de España, Plaza de Alonso Quijano y Canal del Gran Prior el límite máximo de velocidad queda fijado en 20 km/h.

El resto de viales del casco urbano quedarían encuadrados en el apartado b), de tal modo que el límite máximo de velocidad quedará fijado en los 30 km/h que pasará a ser el límite vigente en la práctica totalidad del casco urbano. Hasta ahora la velocidad máxima fijada por la autoridad municipal con carácter general para todo el casco urbano era de 40 km/h. Se lleva a cabo por tanto una reducción de 10 km/h.

Por lo que respecta a las travesías que discurren por nuestra localidad el límite de velocidad se mantendrá en los 40 km/h.

En las próximas fechas se procederá a la adecuación de la señalización viaria conforme a la nueva reglamentación, procediéndose a la instalación de señalización vertical en determinados viales que así lo precisen, debiéndose tener claro por parte de todos los usuarios que la ausencia de señalización específica no exime del cumplimiento de los nuevos límites de velocidad, que vendrán dados en cada calle por sus propias características conforme a los criterios anteriormente especificados.

Los motivos que llevaron a la DGT a implantar esta medida, que ha sido reconocida por la Dirección General de Movilidad y Transportes de la Comisión Europea, como una medida positiva que ayudará a reducir la siniestralidad vial, han sido:

• La demanda de los ayuntamientos para tener un paraguas legal normativo y poder aplicar los 30 km/h en sus localidades.

• En 2019, los fallecidos en accidente de tráfico en las ciudades aumentaron un 6 %, mientras que en las vías interurbanas se redujeron un -6 %.

• El 82 % de los fallecidos en ciudades en 2019 fueron usuarios vulnerables, es decir, peatones, ciclistas y motoristas.

• Se reduce un 80 % el riesgo de fallecer como consecuencia de un atropello. Si la velocidad del vehículo que impacta es de 30 km/h el riesgo es de un 10 %; si la velocidad es a 50 km/h, ese riesgo de fallecimiento se eleva alrededor del 90 %.

• Se reduce a la mitad la distancia que se necesita para detener el vehículo al pasar de 50 km/h a 30 km/h.

• Las experiencias existentes de zonas 30 en ciudades demuestran el efecto positivo sobre la siniestralidad, con reducciones de los accidentes que han llegado a superar el 40 %.

• Se reduce a la mitad el ruido ambiental según el informe de recomendaciones del Grupo de Expertos Académicos para la 3º Conferencia ministerial global de seguridad vial.


*En las imágenes adjuntas podrá ver algunos ejemplos de vías, facilitadas por la DGT. 

A 30, en ciudad, todos protegidos